La movilidad dental es una condición que afecta a un número significativo de personas en todo el mundo. Se refiere al movimiento anormal de los dientes dentro del alveolo dental, la cavidad ósea en la que se encuentran fijados los dientes. Esta situación puede ser motivo de preocupación para quienes la padecen, ya que puede indicar problemas de salud bucal más graves. En este artículo, exploraremos las causas, los síntomas y las opciones de tratamiento disponibles para abordar la movilidad dental.

Causas de la movilidad dental:

Enfermedad periodontal: La principal causa de la movilidad dental es la enfermedad periodontal o periodontitis. Esta enfermedad es una infección bacteriana crónica que afecta las estructuras que rodean y sostienen los dientes, como las encías y el hueso alveolar. La periodontitis debilita gradualmente estas estructuras, lo que conduce a la movilidad de los dientes.

Traumatismos y lesiones: Los golpes, las caídas o cualquier tipo de trauma en la boca pueden dañar los ligamentos periodontales y el hueso alveolar, lo que provoca la movilidad de los dientes afectados.

Bruxismo: El bruxismo, que es el hábito involuntario de apretar y rechinar los dientes, puede generar una presión excesiva sobre los dientes, causando su movilidad.

Pérdida ósea: Algunas condiciones médicas, como la osteoporosis o la enfermedad sistémica, pueden provocar una pérdida de densidad ósea en la mandíbula, debilitando así el soporte de los dientes.

Maloclusión: Una mala alineación de los dientes, también conocida como maloclusión, puede provocar una distribución desigual de la fuerza masticatoria, lo que puede generar movilidad en ciertos dientes.

Síntomas de la movilidad dental:

Sensibilidad dental: Los dientes pueden volverse más sensibles al calor, al frío y a los alimentos dulces.

Cambios en la posición de los dientes: Puedes notar que tus dientes parecen desplazarse o moverse de manera inusual.

Dificultad para masticar: La movilidad dental puede dificultar el proceso de masticación y hacer que comer sea incómodo.

Sangrado de las encías: La enfermedad periodontal asociada a la movilidad dental puede causar sangrado de las encías.

Mal aliento persistente: La acumulación de bacterias en las zonas afectadas puede dar lugar a un aliento desagradable.

Tratamiento de la movilidad dental:

El tratamiento de la movilidad dental dependerá de la causa subyacente y la gravedad del problema.

Algunas opciones de tratamiento incluyen:

Tratamiento de la enfermedad periodontal: Si la movilidad dental es causada por la periodontitis, el enfoque principal será eliminar la infección bacteriana y reducir la inflamación. Esto puede implicar limpiezas dentales profundas, raspados radiculares y, en casos avanzados, cirugía periodontal.

Férulas oclusales: Si el bruxismo es el culpable de la movilidad, el dentista puede recetar una férula oclusal, un aparato dental que se coloca sobre los dientes para protegerlos de la presión excesiva y del rechinamiento involuntario.

Ortodoncia: En casos de maloclusión, se puede recomendar un tratamiento ortodóncico para corregir la alineación de los dientes y distribuir adecuadamente las fuerzas de masticación.

Implantes dentales: En situaciones donde la movilidad dental es irremediable y algunos dientes están severamente dañados, la colocación de implantes dentales puede ser una solución para restaurar la función y estética.

Hábitos de higiene bucal adecuados: Mantener una buena higiene bucal es esencial para prevenir la movilidad dental y la enfermedad periodontal. Cepillarse dos veces al día, usar hilo dental y visitar regularmente al dentista son prácticas fundamentales para mantener la salud bucodental.

Es importante destacar que, ante cualquier síntoma de movilidad dental, se debe acudir al dentista para un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. La detección temprana y el tratamiento oportuno pueden ayudar a evitar complicaciones graves y preservar la salud de los dientes y las estructuras de soporte.

 

 

 

En Clínica Odontológica Daniel Escribano, damos una solución personalizada a las necesidades de cada paciente. Para solicitar más información, puede visitar nuestra página web www.coescribano.com. Si lo prefiere, también puede ponerse en contacto con nosotros a través del teléfono 968 592 002.